Las Anécdotas de Barbara Anderson  

La libertad de expresión es la matriz, la condición indispensable, de casi toda otra forma de libertad. Palko v. Connecticut, 302 EE.UU.,   319, 327 [1937

 

http://www.freeminds.org/women/barbara_anderson.htm

 Traducido por David García Claussell  

El Adventismo Millerita y Fred Franz

Creo que los investigadores adecuadamente han confirmado la conexión adventista millerita a Russell.  

Sin embargo, después que murió Russell, ¿quién en la organización fue de corazón un millerita en su fondo?  Por lo que merece la pena, lo fue nada menos que Fred Franz.  Averigüé ésta conexión cuando estaba trabajando para el departamento de redacción haciendo la investigación para el libro los Proclamadores.

Cuando estaba investigando cada uno de sus libros en la biblioteca personal de Fred Franz buscando algún material que se pensaba pudiese estar allí, pude ver que Franz tenía cuantioso material de lectura sobre el movimiento millerita.  Mucho después que dejé a Betel y ya no estaba asistiendo a las reuniones, leí “MILLENNIAL FEVER AND THE END OF THE WORLD, A STUDY OF MILLERITE ADVENTISM”  [“LA FIEBRE MILENARIA Y EL FIN DEL MUNDO, UN ESTUDIO DEL ADVENTISMO MILLERITA”], un libro por George R. Knight, (1993), y leí declaraciones que abrieron mis ojos de dónde fue que vino el estilo de “oratoria” como Franz predicaba… era mismo de William Miller.  De hecho, cuando yo estaba empezando con los testigos y asistí a una de mis primeras grandes convenciones en Nueva York, nunca me olvidaré de la oratoria de Fred Franz.  En una charla él le dijo ampulosamente al público que las iníciales "D. D." que se colocan después del nombre de un clérigo no representa Doctor de Divinidad, sino que representaba "Dumb Dogs" [Perros Tercos”].  (Todos aplaudimos.)  Yo no sé si Rutherford alguna vez utilizó esta expresión, pero si la hubiese utilizado, sé que Franz era el escritor e investigador de la Watctower desde los años veinte.  De hecho, él escribió muchas de las conferencias de Rutherford.

Volviendo nuevamente a mi lectura del libro de Knight, cuando estaba leyendo encontré un párrafo en la página 53 que nunca olvidaré porque me ayudó explicándome de dónde Fred Franz sacaba su material.

“De vez en cuando él [Miller] sentía que era empujado demasiado, y muy duro, por muchos de sus críticos quieres le reprochaban.  Por eso el se refería al clero como ‘PERROS TERCOS', ‘lobos repases’, ‘Más que saben’ y ‘sabihondos’ quienes amaban la palabra ‘reverendos’, atada a sus nombres.  Qué Dios, él sostuvo, finalmente se encargaría de tales ‘dandis sacerdotales’, quiénes tenían sus conciencias encerradas en corceles de acero.”

De gran interés para mí fue la explicación de Knight sobre el movimiento millerita encontrando en la página nueve lo que podría estar explicando al movimiento de los testigos bajo las directrices de Franz:

“Más allá de las explicaciones sociológicas usuales que resaltaban los factores externos para ese éxito, esta obra presente argumenta que el dinamismo vital interno que empujó a los milleritas en la corriente de la historia era una certeza profunda, que estaba basada en unos estudios concentrado de las profecías apocalípticas de Daniel y Apocalipsis [Revelación], que Cristo retornaría pronto, y en la convicción impelente de una responsabilidad personal de advertirle al mundo estas buenas, y a su vez, espantosas nuevas.  Para resumir, la misión de los milleritas fue estimulada porque ellos se veían como unas personas proféticas con un mensaje que el mundo necesitaba desesperadamente escuchar.  Esa percepción parece ser la causa principal interior que llevó a los milleritas a dedicarse por completo a esta tarea.”  

“Esta convicción tan profundamente sostenida parece ser la condición previa al éxito en casi todos los tipos de movimientos milenarios.  Sin esa certeza profética y el acompañado sentido urgente de responsabilidad, los movimientos milenarios empezaron a atrofiarse; sin su estímulo principal, ellos pierden el dinamismo de su vitalidad y su crecimiento.”  

Comenzando alrededor de los finales del 1980, la literatura de la Watchtower empezó a ser desprovista de esta excitación milenaria, lo que luego resultó en nosotros ver UNA FALTA DE VITALIDAD Y CRECIMIENTO PORQUE EL “ESTÍMULO PRINCIPAL”  ESTABA AUSENTE.

¿Qué ocasionó que sucediese éste cambio?  A Fred Franz se le puso en la Enfermería de Betel.  Él ya no podría escribir; él estaba ciego y enfermo.  Él dictó mucha, información incoherente e inconexa en una grabadora la que el departamento de redacción nunca utilizó y posteriormente murió en 1993.  Franz era el ESTÍMULO PRINCIPAL que empujaba el movimiento junto con sus mensajes dinámicos.  (Aunque ahora cuando miro hacia atrás encuentro que esos mensajes eran bastante tontos para nuestros días y época, pero eran diferentes y atraían a las personas.)

Ahora, dos décadas después nosotros podemos ver esa atrofia en la organización de los testigos, la que yo creo EMPEZÓ con el declive de Franz y su muerte.  Él era la conexión millerita en nuestra época.  Lo qué vemos ahora en las creencias de los testigos son algunas creencias residuales, pero nadie realmente está continuando en la tradición dinámica de William Miller como Freddie Franz lo hizo.  (Anticipando cualquier crítica sobre este pensamiento, yo no estoy diciendo que es una pérdida, sólo que se trata de un hecho.) 


Volver a Español 

Ir al Museo del Armagedón  

Contribuciones a Free Minds, Inc.

Crónicas de Betel