http://www.freeminds.org/doctrine/bloodissue.htm#death

 

Traducido por David García Claussell  

 

LA SANGRE ES UNA CUESTIÓN RELIGIOSA 

Por Doug Mason

La Sociedad de Biblia y Tratados Watch Tower no vea la cuestión de las transfusiones de sangre como algo que se decide debido a cuestiones médicas. Más bien, la posición de la Watch Tower es determinada por su comprensión religiosa, y por su habilidad interpretando las Escrituras. 

En el 1983 el “Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová” le escribió una carta de cuatro-páginas  “A los Miembros de la Profesión Médica”. Titulando su carta, “Transfusiones de Sangre - ¿Por qué No para los testigos de Jehová? La Watch Tower declaró que era una cuestión religiosa: 

“No es nuestra intención aquí discrepar con lo que es la conveniencia médica o científica de las transfusiones de sangre. . . Nuestra objeción en cuanto a la aceptación de sangre principalmente no es una médica; es una objeción bíblica o religiosa... 

“Es por razones religiosas que los testigos de Jehová no aceptan transfusiones de sangres... 

“Déjeme enfatizar que refiriéndonos a tales conocimientos sobre los peligros (médicos), no queremos decir que la oposición  principal de los testigos de Jehová sobre las transfusiones de sangre es por razones médicas.”

 

EL RAZONAMIENTO DE LA SOCIEDAD  

Para sostener su razonamiento sobre las transfusiones de sangre, la Sociedad Watchtower alberga la posición que la ‘sangre’ significa la ‘vida’. Esta posición es una crítica para la posición de la Sociedad Watchtower sobre las transfusiones de sangre.

Contando que la ‘sangre’ significa la ‘vida’, la Sociedad Watchtower razona que las Escrituras prohíben el uso de la sangre basándose en que ‘sustentaría’ al usuario. Por esto, la Sociedad Watchtower razona que la sangre no debe usarse para ‘sustentar’, y que por eso las transfusiones de sangre se clasifica bajo la prohibición de las Escrituras, ya que esa sangre estaría ‘sustentando’ a quien la recibe.

“Por eso, si la sangre animal que representaba la vida había de ser considerada sagrada y no se debía ingerir para sustentar la vida, obviamente la vida y sangre humanas habían de verse y tratarse como más sagradas aún... Si no se había de ingerir como sustento la sangre animal que representaba vida, eso de seguro sería más cierto aún con relación a la sangre humana.”  (La Atalaya del 1º de noviembre de 1978, Pág. 22.)

 

MUESTRAS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO DE LA ‘SANGRE’

En el Antiguo Testamento, las Escrituras hebreas, la palabra ‘DAM’ (sangre) aparece 362 veces. De estas 362 apariencias, 203 representan una “muerte por violencia”. Esto es casi dos veces tan a menudo como la expresión la “sangre de sacrificio”. Diecisiete muestras de “sangre” se relacionan al comer de carne con sangre mientras que siete conectan la sangre con la “vida”.

“Lejos y distante el uso más frecuente del término (‘sangre’) es para indicar muerte con violencia... Por ejemplo leemos: “El que derramare sangre del hombre, por el hombre su sangre será derramada” (Gn. 9:6), dónde en la primera ocurrencia de la palabra exclusivamente indica asesinar y en la segunda igualmente de forma absoluta indica ejecución.” (“The Atonement”, {La Expiación}, por León Morris, página 52)

“Está claro que el uso más común de DAM (en Heb: sangre) es para denotar la muerte por violencia.” (“The Apostolic Preaching of the Cross”, {La Predicación Apostólica de la Cruz}, por León Morris, página 113)

 

MUESTRAS EN EL NUEVO TESTAMENTO DE LA ‘SANGRE’

En el Nuevo Testamento, las Escrituras griegas cristianas, la palabra AIMA (sangre) aparece 98 veces. De éstas:  

 

EVIDENCIAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO 

A lo largo del Antiguo Testamento, abrumadoramente ‘sangre’ significa ‘muerte’. Los ejemplos incluyen: 

 

LEVÍTICOS  17:11 

De las 362 citas de ‘sangre’que aparecen en el Antiguo Testamento, sólo 7 la conectan con la ‘vida’.   Lejos de la abundante evidencia estadística, estos 7 textos tampoco apoyan la posición de la Sociedad Watchtower.

Levíticos 17:11 es un ejemplo típico. En la “Traducción del Nuevo Mundo” por la Watchtower el texto lee: “Porque el alma de la carne está en la sangre”

“El pasaje de Levíticos es ambiguo, ya que la referencia a sangre podría entenderse como que significa la presentación de la vida o, su equivalente, como si indicara la imposición de muerte. … Esto resalta la importancia de Números 35:33, debido a que en este verso no hay ninguna ambigüedad.”  (“The Apostolic Preaching of the Cross”, {La Predicación Apostólica de la Cruz}, Morris, página 113)

De su estudio sobre tres textos que relacionan la ‘sangre’ con la ‘vida’ (Génesis 9:4; Levíticos 17:11; Deuteronomio 12:23), A. H. Stibbs concluyó: 

“Un examen cuidadoso del contextos (de estos tres pasajes) revela que en cada uno de los tres casos estas declaraciones no dicen concluyentemente que la ‘sangre’ es la ‘vida’ en sí, sino que la sangre es la vida de la carne. Esto significa que si la sangre se separa de la carne, ya fuese de hombre o bestia, la vida física presente en la carne se acabará. El derramamiento de sangre, por ende, no representa la liberación de la vida de la carga de la carne, sino que como consecuencia trae el fin a la vida en la carne. Esta es un testigo de la muerte física, no una evidencia de supervivencia espiritual.” (página 11)

 

EL SIGNIFICADO DEL NUEVO TESTAMENTO 

El significado de ‘muerte’ dado a la ‘sangre’ en el Antiguo Testamento es llevado a las enseñanzas del Nuevo Testamento.

“En el Nuevo Testamento la palabra ‘sangre’... es usada más a menudo, como en el Antiguo Testamento, de una forma metafórica para referirse a la muerte violenta, y el conectar a otras personas con ella.” (Stibbs, página,16)

Ejemplos típicos de pasajes en el Nuevos Testamento incluyen: 

Aquí “sangre” claramente significa su “muerte”, ya fuese que significara por medio de un torrente físico de sangre o no. También vea Ap. 17:6; 18:24. 

Aquí, Pilato y la muchedumbre usan la palabra ‘sangre’ para describir la muerte de Jesús.  

Estas declaraciones paralelas en Romanos claramente muestran que la ‘sangre’, claramente significa la muerte de Jesús. También vea a Col. 1:20. 

 

EL ANTIGUO TESTAMENTO Y EL NUEVO TESTAMENTO ESTÁN DE ACUERDO 

Después de examinar estas citas en el Antiguo y Nuevo Testamento, Morris concluyó: 

“Así parece ciertamente tolerablemente que en ambos el Antiguo y Nuevo Testamento la sangre esencialmente significa muerte.” (Ibíd., página 126)

En “El Significado de la Palabra ‘Sangre’ en las Escrituras”, A. M. Stibbs escribió: 

“‘Sangre’ es una palabra-simbólica que vívidamente se usa para referirse a la muerte violenta de alguien  ...

“En el Nuevo Testamento la palabra ‘sangre’, mientras a veces se usa en su sentido literal directo para describir la sangre real, es usada más a menudo, como en el Antiguo Testamento, de una forma metafórica para referirse a la muerte violenta, y el conectar a otras personas con ella.” (Stibbs, página, 10,16)

 

LAS TRANSFUSIONES NO SIMBOLIZADAS  

Por consiguiente, las Escrituras usa de forma consistente la palabra ‘sangre’ para referirse a la “muerte” (usualmente una violenta), aun cuando el énfasis no esté en el flujo actual de la sangre.

En las Escrituras, sangre en el altar declara que una vida se ha tomado y sangre en la tierra muestra que la bestia estaba muerta antes de fuese comida. La sangre demuestra que vida se había cesado se había vertido hasta la muerte.

Ninguna transfusión de sangre satisface el significado de la muerte a que le se da sangre a lo largo de las Escrituras. La sangre en una transfusión no indica la muerte del donante.  No se requiere que haya ninguna muerte para que la sangre sea donada para una transfusión. Esto demuestra que el procedimiento médico no se relaciona a las enseñanzas o a la intención de la “sangre” en las Escrituras.

Los donantes pueden conscientemente y de buena gana dar su sangre sin tener que morir. De hecho, las personas pueden, planificar su tratamiento médico, disponer que su propia sangre sea almacenada por si ellos la necesitasen después (una transfusión del autóloga). Su sangre almacenada no indique su muerte. Más bien, demuestra su determinación para seguir viviendo.

 

MUERTE SACRIFICATORIA 

Un estudio de los sacrificios y las matanzas claramente muestra que cuando las Escrituras se refiere a la “sangre” el significado que le es dado es “muerte”.  Esta sangre demostraba que muerte había sido infligida.

Esta sangre se ataba a eso que era comestible, el sacrificio de bestias. La sangre de los peces no fue considerada, aunque esos animales podrían ser comestibles, ya que ellos no jugaban ninguna parte en el sistema de los sacrificios. Ni siquiera se pensó sobre la sangre humana; no sólo viene de una fuente no-comestible, no tenía valor para un sacrificio – hay solo uno que es sin tacha y que no merecía la muerte: Jesucristo.

 

CONCLUSIÓN 

El significado Escriturar de la sangre, a saber muerte, no encuentra ninguna satisfacción en el proceso médico moderno de las transfusiones de sangre. La muerte no es esencial o una parte íntegra del proceso. Cuando el proceso produce muerte, esto es incidental, incluso accidental, y ciertamente no fundamental.  Siendo que al donante no se le exige morir, la recolección de sangre no simboliza la muerte. Una transfusión esencialmente es el traslado de tejido del cuerpo, un proceso que no es objetado en principios por la Sociedad Watchtower. 

En una transfusión de sangre la “muerte” no se pasa de una persona a la otra y no hay beneficios eternos de una transfusión sangre. Pero en las Escrituras la “sangre” SÍ se refiere a la muerte, usualmente una violenta, y la sangre NO se pasa de una persona a otra, y HAY beneficios en el plano eterno (respecto a la sangre - la muerte - de Jesucristo). 

La Sociedad Watchtower dice que su posición en cuanto a las transfusiones de sangre es determinada por su comprensión de las Escrituras. Puesto que esto es defectuoso, lanza dudas en las enseñanzas de la Sociedad sobre la sangre y su habilidad para interpretar las Escrituras.

 

POSDATA: IMPLICACIONES PARA CRISTIANOS   

Jesús hizo muy claro las implicaciones del significado de la “sangre” para los cristianos. ¡Él les ordena a sus seguidores que “beban” - su sangre! 

¡Si el decreto de abstenerse de carne con sangre se extiende al rechazo de una transfusión entonces, por implicación, la orden de Jesús de beber su sangre sería muy opuesto! Pero ninguna de estas posiciones es correcta. 

“Hay nada en las ideas de la Biblia sobre la ‘sangre’ que sea en lo absoluto comparable con la práctica moderna de las transfusiones de sangre. Hoy en día, una persona podría decir de otro: ‘Él dio su sangre por mí’. Ésta no es una cosa correcta para decir de Cristo.” (Stibbs, página, 29)

Puesto que decirles a sus seguidores que bebieran su sangre no tiene ninguna relevancia con la práctica médica de las transfusiones de sangre, entonces decirles a las personas que abstenerse de tomar sangre igualmente no tiene ninguna relevancia al procedimiento médico. 

El “beber la sangre de Jesús” es una metáfora beneficio de su muerte. Esto es esencial para la salvación. El “comer el cuerpo de Jesús” y “beber la sangre de Jesús” significa compartir los beneficios eternos de su muerte.

“El vocablo NO describe la participación en Su vida sino la apropiación de los beneficios de él haber entregado Su vida. Comer Su carne y beber Su sangre es sólo confesar que únicamente a través de Su muerte yo puedo vivir.”   (Stibbs, página 23)

Nunca las Escrituras dice que Jesucristo dio su sangre al creyente, esto nunca podría ser. Él no nos da su muerte a nosotros. Más bien, las Escrituras hablan de la sangre de Jesús (su muerte) entregándose por (en lugar de) la muerte del cristiano creyente. 

La sangre de Jesús (la muerte) nunca se da a un cristiano. En una transfusión, sin embargo, la sangre del donante se le da al destinatario. 

En una transfusión no se requiere ninguna muerte, hay ninguna apropiación de beneficios en el espectro eterno, hay ningún beneficio ganado por la muerte. En una transfusión la sangre SE le da Al recibidor mientras que en las Escrituras la sangre en sí NO se le da Al cristiano, simplemente los BENEFICIOS de la sangre son otorgados. 

Doug Mason

dmason39@hotmail.com


¿La Sangre es PROHIBIDA Entre los Testigos de Jehová?
Revisiones en el Tema de la Sangre
La Sangre y la Ley de Dios
Críticas a las transfusiones – La Medicina Libre
Los Testigos de Jehová y el Factor RH
Evitar el trato:”Es una Parte de la fe de los Testigos de Jehová”

Justo Cuesta Arriba es el Camino por Gary Busselman

Volver a Español 

Ir al Museo del Armagedón  

Contribuciones a Free Minds, Inc.

Crónicas de Betel