http://www.freeminds.org/history/rutherfd.htm

Reimpresión del artículo principal por de enero/ feb. del 1996 en la revista Free Minds Journal

reimpresiones de la revista Free Minds Journal


Rutherford (en el centro) y sus guardaespaldas personales  

Deshaciendo al Juez: 

¿La “Organización de Jehová” o la Organización de Joe?  

Traducido por David García Claussell de:

Undoing the Judge:  “Jehovah Organization” or Joe’s Organization?

 

Por Randall Watters

Aunque Charles Taze Russell fundó la Sociedad de Biblia y Tratados Watch Tower en el 1879, el espíritu de la organización moderna del día de hoy podría más aptamente atribuírsele a su segundo presidente, Joseph Franklin Rutherford.

El “Juez”, como frecuentemente se le llamaban a Joe [de aquí en adelante le llamaremos Cheo], nació casi en la pobreza en Missouri el 8 de noviembre de 1869.  Rutherford estudió leyes bajo un sistema de aprendiz y pasó sus exámenes de reválida en 1892, en unas ocasiones posteriormente él sirvió como un juez suplente, del cual en ocasiones su apodo fue derivado. ¿Pero cómo era ese “Juez”?  El historiador de la Watchtower M. James Penton escribe sobre Rutherford:

“Rutherford era un hombre corpulento, quién, por su propia presencia, podría demandar respeto. Él tenía una fuerte, retumbante voz, y se veía en cada pulgada como un senador estadounidense del sur o de la frontera del estado. Relacionándose con amigos él podía ser un déspota; tratando con sus enemigos, cruel... Él vivía malhumorado y a veces era brusco al punto de rudeza con un temperamento explosivo que ocasionalmente podía excitarlo hasta llegar a la violencia física. Él también tenía una vena de auto-rectitud que le ocasionaba considerar a cualquiera que se le opusiese como que era del Diablo. Pero lo más curioso era el hecho que mientras en algunas maneras él era un puritano de puritanos, en otros casos él era totalmente un disoluto. Él utilizaba un lenguaje vulgar, sufría de alcoholismo, y una vez se le acusó públicamente por uno de sus socios más cercano de asistir a un baile nudista un espectáculo de burlesco con dos compañeros ancianos...” (Apocalypse Delayed, [“Apocalipsis Aplazado”] University de Toronto Press, 1985, Pág. 47-48)  

Aunque muchos se unieron al movimiento de la Watchtower en sus años tempranos debido a la personalidad agradable y amable de su fundador C. T. Russell, también es verdad que muchos se unieron a la Watchtower en los años posteriores debido a la comandante y autoritaria personalidad de Rutherford.  No es sorprendente, que la personalidad dominante de los testigos durante los años veinte hasta los años cuarenta se pareciese estrechamente a la de Rutherford.  Los testigos eran intrépidos y a menudo rudos, deteniéndose ante nada para predicar su mensaje, y rápidamente listos para “sacudirse el polvo de sus pies” si no encontraban ninguna repuesta favorable.  Los automóviles con altavoces desfilaban por las calles arriba y abajo en las comunidades católicas cuales condenaban al Papa y sus lacayos, y predicando un juicio de fuego al resto del mundo religioso y político.  Se llevaban fonógrafos portátiles de puerta-en-puerta, y al dueño de la casa se le llenaba la cabeza con uno de los mensajes de Cheo contra los políticos o la Iglesia católica.  Durante la Segunda Guerra Mundial no era raro que a los testigos de Jehová se les diesen literalmente de a puntapiés sacándolos fuera de los escalones, esto por los que eran patriotas encolerizados o católicos, y que sus fonógrafos cayeran escaleras abajo dando volteretas junto con ellos.  

Fuente Que Reclama la Verdad  

Russell había creído que él era el Séptimo Mensajero de Revelación 10:7, el único instrumento de la verdad de Dios sobre la tierra en sus días. Él era el “siervo fiel y prudente”, (después se acuñó, “esclavo fiel y discreto”), de acuerdo con su propia admisión a sus amigos. Incluso después de su muerte en 1916, Rutherford escribió sobre él:

“Las Escrituras indican que Russell fue escogido por el Señor desde su nacimiento. Los dos mensajeros más prominentes eran Pablo y el Pastor Russell. Russell fue el siervo de Mateo 24:45-47.” (La Atalaya en inglés del 1º de noviembre de 1917, Pág. 6159)

“A menudo, cuando otros le preguntaban,  ¿Quién es el esclavo fiel y discreto? el hermano Russell contestaba: “Algunos dicen que yo soy; mientras otros dicen que es la Sociedad”; ambas declaraciones eran verdad, porque el hermano Russell era, de hecho, la Sociedad.”   (La Atalaya en inglés del 1º de marzo de 1923, Pág. 68)

Sin embargo, para Rutherford esto pronto se volvió un aguijón en su costado: Muchos de los seguidores de Russell reclamaron que Rutherford meramente “a las malas” se apoderó de los asuntos de la Watchtower después de la muerte de Russell, siendo un oportunista en un asalto militar.

Hasta donde Rutherford se refería, las enseñanzas estaban inclinadas a cambiarse. Los próximos 25 años del control absoluto de Cheo sobre las enseñanzas de la Watchtower y sus prácticas confirman esto como un hecho.

Para el 1927, Rutherford no sólo cambió las enseñanzas sobre el “siervo”, sino que incluso mintió sobre lo que ellos previamente ya habían dicho sobre Russell: 

“El Esclavo Fiel y Discreto”, no se aplica a un individuo, ni al hermano Russell. Russell nunca hizo tal reclamación sobre él. (La Atalaya en inglés de 15 de febrero de 1927, Pág. 56)

Bazofia. El sendero de mentiras ya empezó.  

Cómo Cheo Obtenía Su Luz 

Cheo ingenió una transición de la atención que fue dada a Russell hacia él como el “siervo”.  Era la Nueva Luz, como se le llamó después. Pronto descubriendo que con modestia fingida era más eficaz que decirles lo que él creía que era la verdad, Rutherford empezó a reclamar que la SOCIEDAD era el “Esclavo Fiel y Discreto”, una clase colectiva de creyentes que habían sido escogidos para reinar con Cristo en el cielo. Dios de algún modo le revelaba la verdad a ellos vía los ángeles:

“Estos ángeles son invisibles a los ojos humanos y están allí para llevar a cabo las órdenes del Señor. No hay duda que ellos primero escuchan las instrucciones que el Señor le emite a su remanente y entonces estos mensajeros invisibles pasan tal instrucción al remanente. Los hechos muestran que los ángeles del Señor con él en su templo han estado suministrando el servicio sagrado así al remanente desde 1919.” (Vindication, [“Vindicación”], 1932, Vol.3, Pág. 250)

Era supuestamente un secreto cómo los “ungidos” (en realidad Cheíto) obtenía las nuevas o revisadas doctrinas: 

“El remanente no oye sonidos audibles, porque una cosa así no es necesaria. Jehová ha provisto su propia mejor manera de comunicar los pensamientos a las mentes de sus ungidos.  Para todos fuera de la organización de Jehová los suyos son una organización secreta.” (Preparation, [“Preparación”], 1933, Pág. 64)

Sin embargo, para aquellos dentro de la organización, cómo la “verdad” llegaba no era ningún secreto en lo absoluto. Era de conocimiento común que Cheo virtualmente escribió todos los artículos de La Atalaya y los libros durante su presidencia, y las fuentes internas indican que el resto del “remanente” nunca fue consultado.  Por ejemplo, el Anuario de1975 de los testigos de Jehová (Pág. 151) cita a A.H. Macmillan diciéndonos como fue que se inventaron lo del nombre Testigos de Jehová:

“...el hermano Rutherford mismo me dijo que él se levantó cierta noche cuando estaba preparándose para aquella asamblea y dijo: ‘¿Para qué sugerí una asamblea internacional cuando no tengo discurso ni mensaje especial para ellos? ¿Para qué traerlos a todos aquí?’ Y entonces empezó a pensar en ello, e Isaías 43 le vino a la mente. Se levantó a las dos de la mañana y escribió en taquigrafía, en su propio escritorio, un bosquejo del discurso que iba a presentar acerca del Reino, la esperanza del mundo, y acerca del nuevo nombre. Y todo lo que él pronunció en aquel tiempo fue preparado aquella noche, o aquella mañana a las dos. Y ninguna duda [hay] en mi mente —ni entonces ni ahora— de que el Señor lo guió en aquello, y ése es el nombre que Jehová quiere que llevemos y nos sentimos muy dichosos y contentos de tenerlo.”

Virtualmente todas las miríada de libros y folletos publicados durante el reino de Cheo (1916-1942) tenían impreso en la página del título interior: 

Autor: J.F. RUTHERFORD

“Irrespetado” el Espíritu  

¡Pronto Rutherford reclamó que el “espíritu santo” ya no se necesitaba como el Guía de la iglesia, puesto que Cristo ahora estaba invisiblemente presente y dirigiría la organización personalmente a través de sus ángeles! Noten: 

“Por su espíritu, el espíritu santo, Jehová Dios guía o dirige a su pueblo hasta un cierto punto del tiempo, y así él lo hizo hasta el tiempo cuando “consolador” fue quitado, lo qué necesariamente ocurrió cuando Jesús, la Cabeza de su organización, vino al templo y reunió con él aquellos a quienes él encontró siendo fieles cuando él, como el gran Juez, empezó su juicio, en el 1918.”  (Preparation, [“Preparación”], 1933, Pág.193-194)

“Con la venida del Señor a su templo y la recolección juntos hacia él de los escogidos (2ª Tes. 2:1) el espíritu santo dejó allí de funcionar como un paracleto o intercesor para la iglesia.”  (Ibíd., Pág. 46)

En lugar de un “Espíritu Santo” inanimado quien dirige las cosas a la distancia, Rutherford enseñó que los ángeles, o espíritus administradores, estaban comunicándose ahora directamente con la organización:

“Jehová ha hecho los arreglos necesarios en su organización para instruir a su pueblo, y todos reconocen por algunos años The Watchtower ha sido el medio de comunicación e información.  Eso no quiere decir que los que preparan el manuscrito para The Watchtower son inspirados, sino que Dios por medio de sus ángeles atiende a que la información sea dada a su pueblo al debido tiempo, y hace que ocurran acontecimientos en cumplimiento de su profecía, invitando luego a los que a él se dedican que se den cuenta de ello.”  (Riquezas, edición española de1936, Pág. 303)

Nótese el rechazo de que, ya sea Rutherford ó The Watchtower (La Atalaya) son inspirados. La reclamación, como es clarificada en la siguiente cita, es que Jehová y Jesucristo hacen todas las interpretaciones de la Biblia, y estas interpretaciones son pasadas adelante por los ángeles a la Sociedad a través de aquellos que preparan La Atalaya:

“Esto no significa que el remanente fiel o la sociedad de los ungidos testigos de Jehová son un tribunal de interpretación terrenal, delegados para interpretar las Escrituras y sus profecías. No; Jesucristo el Rey no les ha confiado ese oficio a ellos. EL TRIBUNAL SUPREMO TODAVÍA  INTERPRETA, gracias a Dios; y a Jesucristo, el portavoz de la Corte oficial de interpretación, quien se reserva él mismo ese oficio como la Cabeza de la clase del “esclavo fiel y discreto”.  Él sencillamente usa la clase del “esclavo” para publicar la interpretación después de que la Corte Suprema por Jesucristo lo revela.”  (La Atalaya en inglés del 1º de julio de 1943, Pág. 203)

¿Cómo estos espíritus angélicos le comunicaron esta “interpretación” a Rutherford, para que él pudiera publicarla?

“Estos ángeles son invisibles a los ojos humanos y están allí para llevar a cabo las órdenes del Señor. No hay duda que ellos primero escuchan las instrucciones que el Señor le emite a su remanente y entonces estos mensajeros invisibles pasan tal instrucción al remanente. Los hechos muestran que los ángeles del Señor con él en su templo han estado suministrando el servicio sagrado así al remanente desde 1919.” (Vindication, [“Vindicación”], 1932, Vol.3, Pág. 250)

“Ciertos deberes e intereses del reino han sido comprometidos por el Señor a sus ángeles, que incluyen la transmisión de información al pueblo ungido de Dios sobre la tierra para su ayuda y consuelo. Aunque no podemos entender cómo los ángeles transmiten esta información, nosotros sabemos que ellos lo hacen; y las Escrituras y los hechos muestran que así se hace.”  (Preparation, [“Preparación”], 1933, Pág. 36, 37)

El Espíritu Familiar Retorna

Rutherford murió en el 1942 y fue sucedido por N.H. Knorr, un autócrata más sutil con un corazón de acero y un semblante que iba con él. Con Cheo fuera (y Knorr siendo el hombre que él era, no escuchaba tontería), el énfasis en los ángeles se descartó, y se enfatizó nuevamente en el “Espíritu Santo”.

Knorr no era especialmente bueno escribiendo libros, así que él reclutó la ayuda del vidente residente de la organización, Frederick W. Franz, uno de los más antiguos estudiantes de la Biblia. Con una expresión al estilo de un antiguo predicador bautista y una mente perspicaz, a Franz se le veía a menudo como la fuente de la “nueva luz”. Uno podía estar seguro que si él fuese a disertar en las grandes asambleas de los Testigos, nuevas enseñanzas se perfilarían, para la emoción del público. Con cada nueva convención una serie de nuevos libros salían, y frecuentemente cada uno de estos cambiaba las anteriores enseñanzas de la Watchtower.

Knorr y Franz eran el “esclavo fiel y discreto”, por lo menos hasta mediados del 1970.  Sus técnicas eran atraer la atención hacia la organización, la Organización de “Dios”. Knorr acuñó el término: “Sociedad del Nuevo Mundo” en referencia a los Testigos, creyendo totalmente que éstos serían los que sobrevivían para ir a los nuevos cielos y la nueva tierra que se menciona en Rev. 21:1.  El énfasis en la exclusividad permaneció, como está en la cita de La Atalaya del 15 de noviembre de 1973 cual revela:

“Considere, también, el hecho de que solo la organización de Jehová, en toda la Tierra, es dirigida por el espíritu santo o la fuerza activa de Dios. (Zac. 4:6) Solo esta organización funciona para el propósito de Jehová y para su alabanza. Solo para ella la Sagrada Palabra de Dios, la Biblia, no es un libro sellado... ¡Cuánto aprecian los cristianos verdaderos el asociarse con la única organización en la Tierra que entiende las “cosas profundas de Dios”!” (Págs. 689-90)

De este modo hubo un cambio radical completo de lo que Rutherford enseñó qué el “espíritu santo” había dejado de operar como el Consolador y Guía después del 1918.

Espíritu santo... ¡La Fuerza Tras el Nuevo Orden Venidero!  Es el título de una publicación que publicaron en 1976. Después de indagar sobre la obra del “espíritu santo” desde Pentecostés en adelante a través del libro de los Hechos, el libro intenta demostrar que el “espíritu santo” les dio energía a los ocho miembros gobernantes de la organización de la Watchtower que estuvieron en la cárcel en el 1919, para comenzar la obra de predicación de “las buenas nuevas del reino establecido por Dios”.  El libro afirma:

 

“Era para tal predicación mundial del Reino que en 1919 E.C. “espíritu de vida procedente de Dios” había entrado en los testigos que habían sido restringidos.” (Pág.146)

El libro Espíritu Santo continuó dando énfasis qué el propósito del espíritu al serle dado al “remanente ungido” era para profetizar la verdad sobre Cristo y la Biblia al mundo. Siendo qué, uno que profetiza es un profeta, y el canal de estas profecías reclamó ser inspirado por éste “espíritu santo”, uno debe concluir que éste “espíritu santo” estaba hablando a través de ellos:

“El espíritu santo, que Jehová profetizó que derramaría en los últimos días, no ha cesado de funcionar, porque el resto todavía está bautizando discípulos de Cristo en el nombre de ese espíritu... El propósito anunciado que había tras el que Dios derramara su espíritu sobre toda clase de carne era que los que lo recibieran profetizaran. Los hechos dan prueba de que el resto de los discípulos ungidos de Cristo han estado efectuando ese profetizar a todas las naciones como testimonio a favor del reino de Dios. Lógicamente, pues, ellos tienen que ser aquellos sobre los cuales de hecho ha sido derramado el espíritu de Dios. Ese espíritu respalda la predicación mundial de ellos. ¿Por qué entrar en discusiones en cuanto a ello?”  Libro Espíritu Santo, Pág.148)

Dos es un Conjunto, Tres es un Gentío  

El monopolio de inventar  nuevas verdades pronto se acabó para Knorr y Franz, empezando con la publicación de su diccionario/ enciclopedia de la Biblia, Ayuda Para Entender la Biblia, en inglés en 1971 [publicado en español en 1987]. Después de un poco de consideración, un nuevo arreglo para tener un “cuerpo de ancianos” fue instituido en las congregaciones locales de los Testigos de Jehová (que sumaban aproximadamente 27,000 mundialmente, con 1.5 millones de Testigos activos). Otros miembros del distintivo “Cuerpo Gobernante” de los Testigos de Jehová quienes residían en las oficinas de la sede principal de la  Watchtower decidieron que ellos merecían tener parte del pedazo del pastel profético y algunos, entre ellos estaba incluso Milton Henschel, quien luego fuese el Presidente, éste incluso argumentó sobre esto durante las sesiones cerradas de las “reuniones de los Ancianos de Betel”, donde asistieron aproximadamente unos 300 ancianos. Para mucha mortificación de Franz y Knorr, quienes preferían el antiguo método y su absoluto control sobre los asuntos de la Sociedad, de mala gana cedieron y permitieron un convenio donde hubiese un “Cuerpo Gobernante” rotativo (qué después dejó de rotar) que entrase en efecto.  Knorr murió poco después de esto, y Franz fue nombrado como el “distintivo” Presidente, pero, en efecto, tuvo poco o casi nada que comandar sobre los asuntos de la organización desde este punto hasta su muerte. Milton G. Henschel, vicepresidente, sucedió a Franz.

Aparte de ocultar algunas de las equivocaciones doctrinales de F.W. (“Freddy”) Franz, así como sus muy conocidas expectativas que consideraban al 1975 como la fecha para el fin del mundo, en tal caso el recientemente poder autorizado del Cuerpo Gobernante (que se constituía de 11 a 18 hombres) tuvo que comenzar a dar algunas explicaciones para las imaginaciones proféticas fallidas de Rutherford y Russell.

Después de una sacudida mayor la cual involucró el fracaso de la fecha 1975, mucha oposición, alguna bastante verbal, comenzó emerger en sus puertas, así como en los medios de comunicación mundialmente.  “¡Falsos profetas!” “¡Asesinos!”  “¡Charlatanes!”, eran algunas de las acusaciones, las que en su mayoría estuvieron basadas en la realidad. La respuesta del Cuerpo Gobernante fue ignorar a los pleiteadores o llamarles por mal nombres, esperanzados en que ellos se abochornaran o se avergonzaran y se fuesen. Ellos sabían que dirigirse en cuanto a las preocupaciones de sus opositores les haría más daño que bien, ya que muchos Testigos fieles tropezarían al conocer sobre sus secretos internos y sus metodologías. Cuando se les empujó contra una esquina, ellos entonces procedieron a utilizar renombres como: “¡Mentirosos!” “¡Gusanos!” “¡Sanguijuelas!” “¡APÓSTATAS!”

No obstante, después de repetidamente confrontárseles con sus fracasos proféticos, una nueva explicación concerniente a cómo ellos llegaron a la “verdad” se publicó en La Atalaya del 1º de junio de 1982 (Pág. 27):

“Sin embargo, puede que a algunos les haya parecido que esa senda no siempre ha ido directamente adelante. A veces la organización visible de Jehová ha hecho ajustes en explicaciones que ha dado, lo cual da la apariencia de que ha vuelto a puntos de vista que sostenía anteriormente. Pero en realidad no ha sido así. Esto se podría comparar a lo que se conoce en las esferas de la navegación como “voltejear.” Al manejar las velas, los marineros pueden hacer que la embarcación vaya de derecha a izquierda, en zigzagueo, pero en todo momento adelantando hacia su destino a pesar de que va contra el viento.”

¡No obstante ellos sí han vuelto a los puntos de vistas que sostenían anteriormente, la mayoría de las veces, como ya hemos visto, los líderes de la Watchtower han escogido obtener completamente nuevos puntos de vistas, ¡de forma habitual exactamente contrarios a los que tenían antes!  Aún cuando ellos fuesen honrados sobre esta materia y llegasen admitir su completo fracaso, uno no puede menos que preguntase por qué éste “espíritu santo” no les dijo verazmente desde un principio lo que era doctrinalmente correcto. Tampoco esto les es una excusa para no encajárseles en el modelo bíblico de lo que es un falso profeta. (Deut. 18: 20-22)  En el 1972 ellos nos dijeron que repasáramos el registro de estos auto-proclamados profetas:

“¿Quién es este profeta?... Hoy se les conoce como testigos cristianos de Jehová... Por supuesto, es fácil decir que este grupo actúa como “profeta” de Dios. Otra cosa es probarlo. La única manera en que se puede hacer esto es repasando el registro. ¿Qué muestra éste?”  (La Atalaya del 1º de septiembre de 1972, Pág. 517)

¡El tiempo nos ha revelado lo suficiente para demostrar que la Watchtower tiene el peor récord ó registro profético que cualquier medio espiritista ó adivino! ¡Después de docenas de fechas fracasadas, cambios de expectativas y enseñanzas, así como su larga-deshonrada y grosera posición hipócrita sobre las transfusiones de sangre, ellos ya no pueden cantar esta canción!  ¡Ay! ¡Tiempo para tener más nuevas explicaciones!

El Cambio de la Generación de 1914 Demanda Nueva Luz 

El reciente rechazo de su concepto que el fin del mundo ocurriría dentro de la generación del 1914 ha incitado mucha alarma entre todo el conjunto de los Testigos, aunque en conversaciones públicas ellos niegan que esto sea un cambio significante. Aun cuando un porcentaje pequeño no creyó en ciertas fechas profetizadas dadas para el fin del mundo, TODOS ellos sí esperaban el fin del mundo dentro de su vida, su “generación”.  Desde mediados del 1940, la Watchtower había enseñado que algunos de los que vivieron durante el 1914 (1ª Guerra Mundial) no morirían antes de ver el fin del mundo y el establecimiento de una “nueva tierra de justicia”.  Ahora como se les acabó ese tiempo para esa profecía, ellos tuvieron que cambiarla para así no quedar en vergüenza.  

La historia cambió (es decir, se volvió a escribir de nuevo) con el descargo de la revista La Atalaya del 1º de noviembre de 1995. 

Según la revista de Newsweek del 18 de diciembre de 1995, los líderes de la Watchtower niegan que se rindieron ante la  presión para que cambiasen su doctrina con respecto a la generación: 

“El fin todavía está cerca”, dice Bob Pevy portavoz de los Testigos. ‘Nosotros no podemos poner números en las palabras de Jesús’.” (Pág. 59) 

No obstante el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová se ha preparado para lo peor, y están enviando una carta en forma de contestación a las preguntas concernientes a sus cambios doctrinales. (Vea la próxima página.) 

Lo interesante es que si usted le quita el membrete y la firma, y usted no estuviese consciente de la historia de la organización de la Watchtower y sus líderes, la explicación dada se parecería estrechamente a la de cualquier denominación de una iglesia moderna de hoy en día, por lo menos en lo que se refiere a decidir sobre materias de políticas y su fuente de inspiración, aprobación y corrección. La diferencia, claro (aparte de que ellos ni siquiera saben quién es o que realmente es el Espíritu Santo), se trata de cómo ellos llevan a cabo sus políticas, y cómo tratan aquellos que no están de acuerdo con ellos.

Ablandando la Organización de Cheo  

Grandes cambios están en obra para la Sociedad Watchtower. No hay duda algunas que en las posiciones de liderato están esperando su tiempo calladamente hasta que algunos de los más viejos, y los miembros más recalcitrantes del personal de la Watchtower (incluyendo el Cuerpo Gobernante) fallezcan.  Los esfuerzos de los más viejos para encontrarlos y sacarlos fuera y destruir a los tales finalmente no tendrán éxito, ya que una nueva vida y un nuevo espíritu se necesita dentro de la organización de la Watchtower. Ya ellos han alcanzado la cúspide de su crecimiento en muchas partes del mundo, y para sobrevivir deben hacer concesiones y deben estar en acorde con la corriente principal para mantener sus recursos, ó “irse a la ruina” y entonces convertirse en unos más radicales que nunca antes.  Siendo que esto último es un esquema que es típico sólo de las sectas religiosas fracasadas, en tal caso como una última alternativa sería intentar buscar sobrevivir y mantener la autoridad y su posición de liderato, mí suposición es qué, la Watchtower buscará sobrevivir y mantener sus recursos, los que actualmente están en los billones de dólares. Sus recursos también incluyen a unos partidarios activos de sobre 5 millones, con unos “devotos”  que suman aproximadamente unos 11 millones. ¡No es una cosa de menor importancia, bajo cualquier norma!

Sus problemas legales al parecer ya pueden haber influido para seguir hacia esta dirección. En los recientes meses, artículos han salido donde ahora se permiten los deportes para los testigos jóvenes, al mismo tiempo permitiendo la educación universitaria, e incluso en el artículo, “Regalos que se esperan” en La Atalaya del 15 de diciembre de 1995 (Págs. 3-7) se discute sobre los cumpleaños, días de fiestas y la navidad SIN utilizar el típico ataque destructor contra estos por ser de origen “pagano”. ¿El próximo paso podría ser permitir estas celebraciones bajo ciertas condiciones?

Otras doctrinas de una naturaleza más seria todavía deben de tratarse con ellas para que detengan su culpabilidad de asesinato corporativo, como su posición completamente hipócrita sobre las transfusiones de sangre, (Vea el artículo en la página 10).  Muchos testigos de Jehová todavía están inútilmente muriendo, sólo debido a su miedo a una repercusión negativa por los miembros del Cuerpo Gobernante cuyas mismas vidas podrían estar en peligro cuando ellos lleguen admitir que han estado equivocados. (Las emociones de algunos Testigos que hayan perdido a uno de sus seres amados por esta doctrina podría explotar fácilmente.)

Quizás los cambios sean una prueba, no sólo para los testigos de Jehová, sino también para sus críticos. Algunos no aceptarán los cambios como que son unos sinceros, ya que ellos han sido víctimas de la organización de Cheo. También es verdad que no hay ninguna señal todavía de una verdadera reforma espiritual, como sucedió recientemente dentro de la Iglesia de Dios Universal  (lo que también ocasionó una división en esa iglesia). Los cambios actuales podrían ser inducidos meramente por necesidad y los problemas legales, muy difícil que sea hago que salga del corazón.

Sin embargo, una cosa sí es segura: 

La imagen de Cheo está desvaneciéndose de la organización Watchtower. 

 

Las Diferencias Entre los Puntos de Vistas de Russell y Rutherford  

(sección de ejemplos)

Prohibiciones en los Testigos de Jehová   

Russell:

Russell celebró los cumpleaños y la navidad, toleró que sus seguidores estuviesen en el Ejército, no consideró que Hechos 15:20 fuese una prohibición permanente contra el comer sangre, permitía que sus seguidores asistiesen a otras iglesias, y creyó en la cruz histórica de Cristo. Russell también creyó en adorar a Cristo, aunque él rechazó su Deidad. La bandera americana podría desplegarse.

Rutherford: Rutherford prohibió la celebración de cumpleaños y los días de fiestas, indicando que estos eran paganos, expulsando aquellos que se uniesen al ejército o asistiesen a otras iglesias, prohibió el uso de sangre, y rechazó la cruz como que era un símbolo pagano, diciendo que Cristo murió en una sola estaca derecha. Rutherford también enseñó que Jesucristo era el Arcángel Miguel, y no podía ser adorado. La bandera americana ya no sería desplegada ni se saludaría. (vea el Index of Watchtower Errors, [“Índice de Errores de la Watchtower”], por David A. Reed, Grand Rapids: Baker Book House, 1990.)

El Nombre Testigo de Jehová

Russell:

“Siempre nos hemos rehusado a ser llamados por cualquier otro nombre que no sea el de nuestra Cabeza —Cristianos— continuamente reclamando que no puede haber ninguna división continua entre aquellos guiados por su Espíritu y ejemplo como se conoce a través de su Palabra.” (Reimpresiones de La Atalaya en inglés, de marzo de 1883, Pág. 458.) “Y cualquiera que fuese el nombre por el cual los hombres pudiesen llamarnos, no nos importa; nosotros no reconocemos ningun otro nombre mas que el único nombre debajo del cielo, dado a los hombres —Jesucristo. Nosotros nos llamamos simplemente CRISTIANOS  y no levantamos ningún cerco para separar de nosotros cualquiera que cree en la principal piedra del ángulo de nuestro edificio mencionado por Pablo: ‘Que Cristo fue muerto por nuestros pecados conforme a las Escrituras’; y aquellos para quienes esto no sea lo suficientemente amplio no tienen ningún derecho para el nombre de cristiano.” (revista en inglés La Torre del Vigía [hoy en día La Atalaya], de febrero de 1884, Pág. 2.)

Rutherford:

“...el hermano Rutherford mismo me dijo que él se levantó cierta noche cuando estaba preparándose para aquella asamblea y dijo: ‘¿Para qué sugerí una asamblea internacional cuando no tengo discurso ni mensaje especial para ellos? ¿Para qué traerlos a todos aquí?’ Y entonces empezó a pensar en ello, e Isaías 43 le vino a la mente. Se levantó a las dos de la mañana y escribió en taquigrafía, en su propio escritorio, un bosquejo del discurso que iba a presentar acerca del Reino, la esperanza del mundo, y acerca del nuevo nombre. Y todo lo que él pronunció en aquel tiempo fue preparado aquella noche, o aquella mañana a las dos. Y ninguna duda [hay] en mi mente —ni entonces ni ahora— de que el Señor lo guió en aquello, y ése es el nombre que Jehová quiere que llevemos y nos sentimos muy dichosos y contentos de tenerlo.”  (Anuario de1975 de los testigos de Jehová citando a A.H. Macmillan diciéndonos como fue que se inventaron lo del nombre Testigos de Jehová, Pág. 151)

“Al darles un nuevo nombre a su pueblo Jehová ha cauterizado a su pueblo para que no pueda haber ningún error acerca de su identidad. Éstos de aquí en adelante se destacarán separados y distintos de todos los que profesan seguir a Cristo Jesús... Estábamos esperanzados en algo de este tipo, para que pudiésemos discernirnos claramente de aquellos quienes reclaman ser siervos de Dios.” (revista en inglés La Torre del Vigía del 15 de septiembre de 1931, Pág. 279)

La Clase del Esclavo Fiel & Discreto  

Russell:

Aunque él no lo admitiría públicamente, Russell sí admitió privadamente que él era el esclavo ó el siervo de Mateo 24:45. Ninguna otra identidad para el esclavo fue dada, ni se permitió.

Rutherford:

El esclavo fiel era una clase de creyentes, específicamente esos 144,000 mencionados en el libro de Apocalipsis Cáp. 7 & 14. Éstos serán todos aquellos que reinarían con Cristo en el cielo. Aunque Russell podía consentir en sus primeras escrituras que éstos estaban esparcidos en las diferentes iglesia, Rutherford reclamó que ellos deben ser ahora parte de la organización de Dios: “Todos los que han tomado su posición al lado de Jehová deben morar en su organización bajo Cristo, si ellos han de vivir. No hay ninguna excepción para esta regla.”

“El nombre `Testigos de Jehová se aplica específicamente a los ungidos de Dios que han sido sacado de este mundo y hechos testigos para Jehová, y solo estos llevan el nuevo nombre... La organización oficial sobre la tierra consiste de su remanente de ungidos, los de la clase de Jonadab quienes caminan con los ungidos serán enseñados, pero no para ser líderes.” (revista en inglés La Torre del Vigía del 15 de agosto de 1934, Pág.  249)

Nota: Entretanto que Rutherford desarrolló la doctrina que la Sociedad Watchtower (significando los 144,000) era el canal de Dios para comunicación, él aparentemente nunca creyó eso, ya que se conoce que él fue quien escribió todos los artículos de la Watchtower y sus libros durante su presidencia, y no consultó con nadie durante ese proceso.

La Organización de Dios  

Russell:

“Siempre nos hemos rehusado a ser llamados por cualquier otro nombre que no sea el de nuestra Cabeza —Cristianos— continuamente reclamando que no puede haber ninguna división continua entre aquellos guiados por su Espíritu y ejemplo como se conoce a través de su Palabra.”  (revista en inglés La Torre del Vigía, de marzo de 1883, Pág. 458.)

“Por la misma razón que Jesús no organizó congregaciones mientras estuvo presente con sus discípulos en la siega judía, no consideramos las organizaciones convenientes o necesarias, ni siquiera las simples, ni las no sectarias como aquéllas establecidas por los apóstoles.” (revista en inglés La Torre del Vigía, de octubre de 1883, Pág. 536)  

Rutherford:

“Algunos reclamando ser totalmente devotos a Jehová encuentran difícil aprender a ser obediente a las instrucciones de la organización... Si usted encuentra difícil estar en armonía con las instrucciones de la organización, esa es suficiente razón para un cuidadoso auto-examen de su conciencia para ver en que lugar está delante el Señor... los ángeles han sido delegados por el Señor para llevar sus instrucciones a los miembros de su organización sobre la tierra. Cómo es que esto sucede no es necesario para nosotros entenderlo.” (revista en inglés La Torre del Vigía, del 1º de diciembre de 1933, Pág 364)

“Todos los que han tomado su posición al lado de Jehová deben morar en su organización bajo Cristo, si ellos han de vivir. No hay ninguna excepción para esta regla.”  (revista en inglés La Torre del Vigía, del 15 de agosto de 1934, Pág. 249)

La Esperanza Terrenal  

Russell:

“La Gran Compañía (la Gran Multitud de Ap. 7:9) es una clase celestial secundaria, no tan dedicada como los 144,000. Ellos estarán en el cielo pero como compañeros de la Novia (sirvientes de los 144,000), y habrá una muy gran diferencia en los grados de gloria.” (Reimpresiones de La Atalaya en inglés, de marzo de 1883, Pág. 458.)

Russell enseñó que la Gran Multitud eran cristianos sin entusiasmo: 

“Es porque le temen a los reproches de Cristo que ellos evaden los privilegios presentes y la oportunidad de caminar con él vestidos de blanco... [y] deben tratarse como hipócritas y pasar a través de la gran tribulación para que puedan ser purificados.” (Reimpresiones de La Atalaya en inglés, del 1º de junio de 1897, Pág. 2161)

Rutherford:

Rutherford reclamó que Cristo retornó a su templo en el 1918 (estableciendo la identidad del esclavo fiel y discreto), y que él limpió el templo en el 1932 (permitiéndole esto entender la identidad de la Gran Multitud de una nueva forma). Qué éstos no son los menos-fieles como Russell enseñó, sino que son totalmente fieles a Jehová.  No obstante, ahora se entienden que ellos tienen una esperanza totalmente diferente de vivir en el paraíso en la tierra. (revista en inglés La Torre del Vigía, del 1º & 15 de agosto de1935, Págs. 233-252)

Fechas proféticas 

Russell:

El año 1799 fue la fecha del comienzo de los últimos días, el 1874 fue el año del retorno invisible de Cristo, y el 1914 sería el fin del mundo. (Estudios en las Escrituras, Vol. 4, 1897, Pág. 621; la revista en inglés La Torre del Vigía de Sión, del 15 de enero de 1892, Pág. 21-23)

Rutherford: Rechazó la importancia del 1799 y 1874, y el 1914 lo cambió para que fuese el año del retorno invisible de Cristo.  El 1925 traería el nuevo orden, el reinado del milenio de Cristo, y la resurrección de Abraham, Isaac y Jacob a la tierra.

1940:  El Armagedón ya está al llegar... el gran clímax nos ha alcanzado. La tribulación ha caído en aquellos que están con el Señor. (The Messenger, [“El Mensajero”], del 1º de septiembre de 1940, Pág. 6)

1941: “Estamos en los meses que quedan antes del Armagedón.” (La Atalaya en inglés, del 15 de septiembre, Pág. 288)  

 

 

Volver a Museo del Armagedón  

 

Volver a Español 

 

Volver a Rutherford