http://www.freeminds.org/buss/bomb.htm

dynamite.gif (3228 bytes)

LA BOMBA  
(Alejados & Desechados)

Por Gary Busselman

Traducido por David García Claussell de: 

THE BOMB (Walkaways &  Castaways) 

Cuando los miembros de un grupo exclusivo que controla las mentes son forzados a dejar ese grupo siendo creyentes, o se alejan siendo creyentes, algo les sucede a ellos que afecta a todos a su alrededor. Puesto que mi propia experiencia personal fue con el grupo conocido como los Testigos de Jehová, éste será mi punto de referencia para este artículo. 

He tenido la experiencia de notar que cuando algunas personas son Testigos de Jehová activos, ellos “odian” a todos, y todo lo que no sea Testigo de Jehová, así como se les dicen que lo hagan por los líderes del grupo. (Tengo mucha evidencia para apoyar esta declaración.)  Entonces algo les acontece en el Salón del Reino local y la persona que odiaban a todos y todo lo que no era Testigo de Jehová, y ahora también están enfadados con los Testigos de Jehová. Ellos la mayor parte del tiempo están enfadados en todo momento. Cualquier conducta que pueda parecer normal es algo forzada, y la próxima explosión está esperando impacientemente debajo de la superficie, como una mina bajo tierra bien-camuflajeada, esperando por alguien que tropiece el gatillo.

Los defensores más agresivos de la Sociedad Watchtower que me haya encontrado alguna vez son, los alejados que siguen siendo creyentes, y los desechados que siguen siendo creyentes. Ellos están caminando con culpas, miedos, y rabias. Ellos son como los perros fieles de ataque, bien entrenados, sedientos de sangre, a quienes les han estado dando todo lo que necesitan por un amo desde que nacieron y de pronto ése mismo amo los rechaza.

Cuando esto le sucede a un Testigo de Jehová, a éste le da un profundo, muy profundo, sentimiento de soledad que les arrasa  las mismísimas profundidades de su ser. Se sienten solos y no deseados y como ellos exclusivamente han sido entrenados para hacer una cosa... odiar... matar... con sus palabras, con sus miradas, o con sus acciones, ellos atacan a quienquiera que intente acercárseles para saludarles. El vivir se convierte en una faena de supervivencia y todos los demás para ellos son jugadores del otro equipo. La fuerza de voluntad les es inservible, e inútil sobre ellos.

Esta fase puede continuar hasta sus muertes o hasta que una crisis permita que sus defensas bajen lo suficiente para dar comienzo a un cambio mental completo. El aludido alejado / desechado, tiene un problema radical y requiere una solución radical. Están sufriendo de una condición que les dice que ellos fracasaron, que ellos tienen la culpa, y no hay ningún amigo allá afuera para ayudarles.

El dolor mental es tan intenso que muchos, sino la mayoría, acuden a alguna droga o conducta para automedicarse. Estar en el mismo cuarto con una de estas personas es arriesgarse a tener una confrontación. Hay una serie de reglas, como una línea invisible, para poder existir en el mismo mundo de los alejados / desechados, y ellos hacen su mejor esfuerzo para guardar estas reglas en secreto... hasta que alguien le cruce esa línea.

Vivir con tal persona es una pesadumbre. Los esposos, esposas, niños, y otros, atrapados por ésta circunstancia, posiblemente puedan sobrevivir con conocimiento de la situación hasta que haya una oportunidad para que surja un cambio. A veces el cambio es bastante súbito, pero con mucha frecuencia es una cosa gradual, transcurriendo sobre un período largo de tiempo. Las confrontaciones necesitan ser evitadas. Durante la fase de defensa de los creyentes, los allegados de los alejados / desechados, necesitan estar conscientes que a ellos se les percibe como si fuesen un potencial presente de una conductas destructivas. La participación como un potencial presente sólo aumentará la longitud del tiempo que la fase de “la bomba” durará.


Volver a Español                                

back to Home Page